Una crítica constructiva a las apps de fidelización de empresas

Como todos los avances que se producen en la tecnología y el marketing, hay una primera fase en la que sus precios de desarrollo son elevados porque pocos profesionales saben dar el servicio, y no faltan las noticias y predicciones interesadas casi siempre sobre el espectacular crecimiento que tendrán.

Ocurrió con la web, y ahora ocurre con las apps móviles, y en especial se nota que en los departamentos de marketing de cada empresa grande que hay en España donde parece imprescindible que tenga su propia app con entre otras cosas descuentos para fidelizar clientes.

Desde Oportunista.com tenemos la suerte de estar en contacto con prácticamente todos los Directores/as de Marketing de las grandes empresas BtoC, y con miles de pequeños empresarios, por lo que he estado observando una tendencia que quería compartir, y que tal vez no gustará a todos…

Desde luego, unas veces se acierta por dar un paso y meterse en una lucha, y otras veces se acierta precisamente por dejar pasar una lucha en donde tienes mucho que perder y poco o nada que ganar, y respecto a la producción de apps móviles con descuentos de las propias grandes empresas ocurre lo mismo.

De hecho, hoy en día es mucho más “ejecutivo” el Dir. de Marketing que decide NO hacer su propia app de descuentos que el que si la hace dejándose llevar por la tendencia, que imagino que el día de su presentación, después de meses de costoso desarrollo, se llevará alguna palmadita en la espalda… Todo muy bien se supone, sobre todo comparado con el otro Dir. Marketing que decidió focalizar sus recursos en otra estrategia de captación y fidelización.

Pues bien, según nuestra compartida experiencia, el que decidió NO hacer una app propia con descuentos es el que mejores resultados ofrece a su empresa, a pesar de que no tenga ese “Día SuperStar” de presentación ante el comité…

Porque lo tenemos comprobado: Los clientes que YA son fieles y pagan X€ de ticket medio, serán el 80% de los clientes que se descarguen esa app propia comunicada internamente, y pasarán a pagar X-Y€

Esta estrategia lo único que consigue es fabricar un costoso artilugio para reducir la facturación de la empresa, y esto mismo se consigue mediante las tarjetas de fidelización. No vayamos a creer que solo se puede dilapidar el dinero de una empresa a base de pixels…

Y es que lo tenemos comprobado. Las personas que se hacen una tarjeta de fidelización son las que por cercanía o devoción a la marca ya estaban comprando en ese: Supermercado, gasolinera, restaurante, tienda, etc… Y estas no consiguen modificar la decisión de compra previa de ningún nuevo cliente en números suficientes por lo general.

La estrategia ganadora pasa por darles a los clientes fieles con una marca un excelente producto/servicio, y atraer a nuevos potenciales clientes que no te conocen todavía mediante descuentos especiales, que es precisamente lo que se consigue distribuyendo sus promos en Oportunista.com y la app móvil Oportunista. Si un potencial cliente que no conoce los productos / servicios de una empresa se decide a probarlo gracias a una promo a su alcance, modificará su decisión de compra y comprobará la excelencia que le puede hacer fiel si la estrategia es mantenida.

Además luego viene una derivada curiosa, porque si has lanzado una app de fidelización perjudicial para tu empresa, después además te niegas a captar clientes en apps de terceros para que no se descubra tu incompetencia con los datos en la mano, lo cual es rizar el rizo en cuanto a la mala praxis…

Así que desde aquí quiero rendir un homenaje a los buenos/as responsables de Marketing que no andan buscando hacerse una “Marca Personal” produciendo costosos canales en perjuicio de sus empresas, a pesar de no llevarse una palmadita en la espalda en algún comité presidido por analfabetos digitales, dicho esto con todo el respeto por los gerentes de mayor experiencia.

De hecho creo que algunas cosas deberían constar en el CV: “ … en cuya empresa tomó la decisión de no realizar la correspondiente app móvil de descuentos propia…” porque a veces es lo que no haces lo que te define en este mundo de absurdas tendencias.

Deja un comentario