Emprendedor, ese extraño sujeto.

039_18378Estoy desde hace tiempo viendo que el término “emprendedor” está muy de moda… Parece que somos criaturas recién llegadas a algo y que antes de esta crisis del crédito no existían.

Antes, cuando desde Nexst hemos “emprendido” éramos algo mucho más denigrante: Empresarios. Aunque tenía empleados que cobraban más que yo, y que cobraban todos los meses, y que pagaba impuestos por dar trabajo, y que nunca he cobrado paro ni me ponía enfermo…

Bueno, la verdad es que me parece que la sociedad debía enmendar el desprecio hacia los que (tal vez sin alternativa) nos vemos forzados a realizar nuestros sueños, algo que suele requerir de colaboración y que genera riqueza porque también tenemos familias que mantener mientras soñamos.

Desde luego ser emprendedor hoy día me recuerda al Profesor Chiflado haciendo experimentos movido por un afán quijotesco, alejado de la falsa seguridad que proporciona el miedo y aprendiendo constantemente como perfeccionar nuestra “creación”, como dar un sentido al camino recorrido, como ayudar de manera que se nos recompense por ello…

Hace tiempo conocí a un señor que hizo fortuna previendo la crisis del petróleo de los años 70. el se hizo con un petrolero, lo llenó de petróleo y lo dejó en la mar hasta que os precios subieron tanto que al traerlo a España se forró.

Este señor (claramente un oportunista) me contó que su padre le decía que así sería aprendiz de mucho, maestrillo de nada, y que su padre tenía razón, así fue porque con su fortuna la multiplicó en el negocio internacional de los hoteles…

Así como hay muchos manuales para emprendedores, ejecutivos, “futuros millonarios”, ya desde hace varios siglos existe el manual de los manuales: El Quijote.

Si alguien quiere entender la vida y si ha alcanzado la consciencia suficiente, es lectura imprescindible. Sin duda, el primer “emprendedor”.

Deja un comentario